El chatbot es una herramienta que está causando sensación porque facilita la comunicación con los clientes, les ofrece una atención personalizada más allá del cierre del negocio y favorece agilizar los procesos de trabajo quitando cargas innecesarias al personal.

En un mundo tan digitalizado, la atención personalizada a los clientes suma valor a cualquier empresa que quiera tener éxito.

Es cierto que hoy en día el uso de Internet y los medios virtuales a la hora de ofrecer servicios resulta más que relevante, esencial. Y es que los avances tecnológicos facilitan que podamos estar en contacto con los usuarios de forma más sencilla.

Pero es evidente que a pesar de lo común que es el uso de medios tecnológicos, es importante ofrecer un trato humano y de calidad a los clientes.

Aquellas empresas que quieran mejorar sus sistemas de atención al cliente, tienen ahora una nueva herramienta, que ya se está convirtiendo en tendencia, que les facilitará la comunicación con aquellos que deseen contratar sus servicios.

Esta herramienta es el chatbot. ¿No sabes que es ni cómo puede ayudarte? No te preocupes, aquí te contamos todo lo que debes saber.

¿Chatbot? ¿Y eso qué es?

Explicado de manera muy sencilla, un chatbot es un software que se basa en el uso de tecnología de inteligencia artificial, que tiene el objetivo de ofrecer a los clientes una conversación en tiempo real mediante texto o voz.

Tal vez te hayas encontrado en algunas web una pequeña caja informativa que indica que puedes hacer cualquier pregunta que te surja sobre sus servicios y productos. Esta caja informativa, que se asemeja a las aplicaciones de mensajería instantánea que utilizamos diariamente, permite a las empresas automatizar las conversaciones que mantienen con los usuarios mediante el uso de tecnologías como el procesamiento del lenguaje natural o la Inteligencia Artificial. Gracias a la combinación de estas y otras tecnologías, los chatbots ayudan a las compañías a resolver de forma rápida las consultas más frecuentes e incluso llegar a automatizar los procesos que consideran relevantes como la gestión de una incidencia, una queja o la realización de un pedido.

Razones por las que una empresa debe incluir un chatbot

Utilizar un chatbot a la hora de ofrecer un servicio integral a los clientes, aporta a la empresa diferentes beneficios que muestran que utilizarlo aumentará su buena reputación en lo relacionado con la atención al usuario y cliente, lo que se traducirá en más personas interesadas en sus servicios.

Beneficio económico

Al poder automatizar los procesos, ayuda a que la empresa pueda responder de manera más ágil, favoreciendo la comunicación con los clientes y ahorrando en costos.

Gracias al uso de un chatbot, se pueden responder a las dudas más comunes que los usuarios suelen tener sobre productos, precios o sobre el negocio sin tener que aumentar los gastos en personal.

Atención las 24 horas

Es natural que los trabajadores tengan un horario laboral, y al acabar cada uno se va a su casa y el negocio cierra.

Sin embargo, el chatbot, seguirá trabajando más allá de la hora del cierre del negocio. Facilitando que los clientes puedan seguir resolviendo sus dudas en cualquier momento.

Esto crea una cadena que favorece a la empresa porque mantiene la lealtad de sus clientes, lo que puede traducirse en generar más beneficio. Y también a los clientes que se sienten bien atendidos en todo momento, lo que consigue aumentar la confianza hacia la empresa.

Máxima eficacia

Si hay que tener a varios empleados respondiendo siempre a las mismas preguntas una y otra vez, esto puede dificultar que presten atención a otras partes esenciales de la gestión de la empresa.

Con un chatbot, ayudamos a que el personal tenga menos cargas y pueda prestar más atención a otras tareas que los bots no pueden solucionar, lo que aumenta la efectividad del equipo de trabajo mejorando la imagen de marca del negocio.