¿En qué momento puede resultar conveniente invertir en una plataforma de email marketing?

Cuesta creerlo, pero muchas pequeñas empresas y más aún profesionales que trabajan por cuenta propia, manejan todas sus comunicaciones profesionales a través de clientes de correo gratuitos. Sin embargo, la situación podría cambiar drásticamente si utilizaran el potencial de herramientas de email marketing específicamente diseñadas para fines concretos relacionados con su labor.

La práctica habitual de enviar campañas de email marketing desde clientes de correo electrónico

Y sí, hay personas que utilizan clientes de correo electrónicos gratuitos para enviar pequeñas campañas de email marketing, con las limitaciones técnicas que eso puede tener, pero sobre todo, con los inconvenientes de credibilidad -son clientes de correo con terminaciones en @clientedecorreo, que dejan mucho que desear en términos de pulcritud profesional-, de entregabilidad y de gestión de la base de datos de usuarios.

Si bien la recomendación habitual es que cuando se comienzan a hacer tales prácticas ya es momento de invertir en una plataforma de email marketing de corte profesional, lo mejor es entenderlo con un ejemplo, y en este caso, nada mejor que una comparativa como la de Gmail vs Mailrelay, por citar al servicio de correo electrónico gratuito más conocido y utilizado a nivel global, con una herramienta de envíos masivos que está creciendo como la espuma en el mercado hispano.

Enfocados en distintos ámbitos del correo electrónico

El correo electrónico es una herramienta, pero a grandes rasgos, no es más que un canal de comunicación que utiliza sistemas, protocolos y métodos específicos, y que debe ser entendido como tal, porque al uso, tanto Gmail como Mailrelay son dos servicios para el correo electrónico, pero no son ni remotamente lo mismo.

Así, mientras Gmail y el resto de los clientes de correo electrónico funcionan como un buzón de entrada y de salida para los mensajes, sirviendo o estando dirigido a las comunicaciones personales o profesionales de baja escala y con una modalidad bidireccional, plataformas como Mailrelay están específicamente diseñadas para una comunicación más direccional, donde una empresa o un profesional envía masivamente los correos, y los receptores son solo eso, receptores, con un potencial de respuesta muy bajo, ya que no está diseñado para eso.

Por esta razón, es un error utilizar servicios como Gmail, Outlook o Yahoo! para enviar campañas de email marketing a los clientes, ya que más bien se deben utilizar para gestionar las incidencias o dar respuesta a ellos, siempre y cuando se configuren dominios personalizados para ofrecer una garantía de autenticidad y mucha mayor seguridad a los usuarios.

Mailrelay, y el resto de las plataformas de email marketing, sí pueden dejarse para las campañas de email marketing, porque sus características están orientadas concienzudamente hacia esa dirección.

Características de una plataforma de email marketing que no están presentes en un cliente de correo electrónico

Al principio puede parecer mucho más fácil utilizar clientes de correo electrónico para gestionar campañas de email marketing, e incluso para enviar promociones, recibos de compra de la tienda, entre otras cosas. Pero a largo plazo no será una buena decisión y mucho de ello se puede explicar en todas las características que puede ofrecer una plataforma de email marketing que estos clientes no poseen.

Cantidad de envíos y bases de datos de usuarios

Algo que muy poca gente conoce es que los clientes de correo electrónico como Gmail o Microsoft Outlook tienen limitaciones de envío. En el caso del correo de Google, 500 correos al día para un máximo de 500 usuarios al día.

Una plataforma de email marketing rara vez tiene limitaciones diarias, y los planes básicos en algunos de estos servicios permiten tener bases de datos de no menos de 5.000 contactos, con envíos que pueden llegar hasta los 75.000 cada mes, sin ningún tipo de restricción diaria.

Entregabilidad

Al no estar dirigidas al email marketing, ni mucho menos al envío masivo de correos electrónicos, los servicios gratuitos de clientes de correo electrónico limitan mucho la entregabilidad cuando se realizan estas prácticas, porque sospechan que sencillamente se quiere enviar spam a personas que no lo han solicitado.

Es algo que suele ser problemático, sobre todo, porque luego es muy probable que incluso los mensajes enviados a contactos dentro de la base de datos -de amigos, de familiares y conocidos- también caigan en las bandejas de correo basura.

Por su parte, las empresas serias de email marketing invierten mucho en la reputación de las IP de sus servidores, de manera que la garantía de que los correos se entreguen y se envíen inmediatamente será mucho mayor.

Medir el impacto de la campaña y tomar acciones de mejora

Una de las cuestiones imprescindibles de toda campaña de marketing, indistintamente del método o la estrategia, es la medición de todas las estadísticas posibles, con una consecuente interpretación o, en el caso de las plataformas de email marketing, mediante un panel estadístico intuitivo, fácil de analizar para tomar mejores decisiones que permitan incrementar el potencial de la campaña.

Los clientes de correo electrónico ni siquiera traen por defecto una confirmación de entrega o de lectura, por lo que mucho menos disponen de servicios que permitan medir el impacto de la campaña en conceptos como tasa de apertura, lectura o ratio de clics. De manera que, aunque pueden servir para enviar correos con esos propósitos, sencillamente se va a ciegas, sin saber si realmente todos los usuarios que recibieron los mensajes lo enviaron a la papelera sin tan siquiera abrirlo.

Darse de alta y darse de baja

Ningún cliente de correo electrónico permite esta función y la ley obliga a que sea así, para no infringir la privacidad de los demás. Aparte, a nadie le gusta recibir correos electrónicos de desconocidos, y mucho menos, si no se han solicitado o no se han dado de alta en ningún servicio relacionado.

Muchas más molestia les puede generar saber que es imposible darse de baja, o de serlo, el usuario que haya enviado el correo deberá eliminar manualmente al contacto de la base de datos, en una situación que no deja de ser engorrosa. Las plataformas de email marketing realizan todos estos procesos de manera automática, siendo ideales en general, para encargarse de todo lo relacionado con el envío de correos masivos y transaccionales de un negocio.